Nueva consigna de escritura: el caso policial

Al comenzar a estudiar el género policial consideramos la siguiente afirmación: 

 

«podemos identificar dos elementos que deben existir en un relato para que este pueda definirse como «un relato policial»: la trama debe organizarse en torno a un caso, y el protagonista debe asumir el rol de investigador. En todo relato policial, el protagonista (generalmente un detective o policía) investiga un crimen cometido por un autor desconocido, en circunstancias sospechosas. El hecho delictivo, realizado en claro quebranto de la ley, puede ser de cualquier tipo: asesinato, robo, chantaje»

 

Hace unas semanas creamos una de «las patas» del relato, el investigador. Así que ahora tenemos que crear la otra. 

 

CONSIGNA DE TRABAJO: imaginar un CASO policial que pueda ser presentando a su investigador. 

Dividir la tarea en tres partes: 

  1. Imaginar el crimen en su totalidad (autor, circunstancias, motivo)
  2. Considerar sólo aquello que será conocido para quien presente el caso al investigador. En este caso no se debe incluir, entre otras cosas, al autor del hecho. Pero sí se tiene que pensar en las pistas que servirán para guiar al investigador hacia la correcta resolución del caso. 
  3. Redactar como si fuera parte de un cuento policial, la presentación del caso al detective y el pedido de su resolución. 

ATENCIÓN: recuerden que su investigador es un personaje típico del policial clásico. Por lo tanto, el caso también debe corresponder a este tipo de relato policial.

Esta entrada fue publicada en 2019, consignas de trabajo, Segundo año, SEGUNDO TRIMESTRE. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *