Los verboides en la oración: construcciones verboidales

Los verbos y los verboides

Todo verbo conjugado puede dividirse en dos partes: raíz y desinencia.
EJ: Juan corría rápidamente.
Verbo: corría Raíz: corr Desinencia: ía
La raíz de un verbo contiene su significado básico (ACCIÓN)
La desinencia del verbo presenta sus rasgos gramaticales: tiempo, aspecto, modo, número, persona.

ACLARACIÓN: gracias a los rasgos gramaticales, los verbos pueden concordar con el sujeto. Por eso unen sujeto y predicado, y funcionan como núcleos oracionales.

LOS VERBOIDES (o formas no conjugadas del verbo) son formas verbales que no presentan los rasgos gramaticales que caracterizan al verbo (tiempo, aspecto, modo…).
Como no están conjugados, no pueden funcionar NUNCA como núcleos verbales del predicado (NV).

 

Los verboides en la oración

Los verboides no funcionan como NV. Tienen, dentro de la oración, distintas funciones sintácticas:

  •  INFINITIVO: lo reconocemos por sus terminaciones en –AR – ER –IR (amar, temer, partir).
  • Funciona sintácticamente como un sustantivo (lo encontraremos habitualmente como sujeto, objeto, predicativo término de preposición).
  • PARTICIPIO: lo reconocemos por sus terminaciones en –ADO/A(S) –IDO/A(S) (amado/amada/amados/amadas, temido/temida/temidos/temidas, partido/partida/partidos/partidas).
    Si bien no presenta marcas de tiempo, aspecto y modo, hay que tener en cuenta que los participios varían en género y número.
  • Función sintáctica: como adjetivos (lo encontraremos generalmente como modificadores y predicativos).
  • GERUNDIO: lo reconocemos por su terminación en –NDO -ando/-iendo (amando, temiendo, partiendo).
  • Función sintáctica: como adverbio (lo encontraremos como circunstancial).

Los verboides son formas verbales y, por eso, aunque no funcionen sintácticamente “como verbos”, aceptan modificadores verbales tales como: CIRCUNSTANCIALES – OBJETOS – PREDICATIVOS.

 

EJEMPLOS:

Jugar es divertido.

Matías suspiró cansado.

Ellos van al colegio corriendo.

Jugar con mi hermano mayor es divertido.

Matías suspiró cansado extremadamente.

Ellos van al colegio corriendo rápidamente.

Mirar la tele me entretiene.

Necesito decir la verdad.

La mujer abrigada con pieles me miró feo.

Los hijos estaban acostados en sus camas.

Los niños juegan riendo alegremente.

La pequeña cantaba abriendo la boca.

Esta entrada fue publicada en 2019, consignas de trabajo, Segundo año, TERCER TRIMESTRE. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *