16/03 TRABAJO A DISTANCIA: PRIMERA CLASE

16/03 TRABAJO A DISTANCIA: PRIMERA CLASE

Hola chicos: comenzamos el trabajo a distancia. En esta oportunidad vamos a tener solo una hora de clase (de 10.05 a 10.45).

Como veníamos trabajando con sintaxis, vamos a continuar pero con otra metodología.

Vamos a dividir la clase en dos partes.

PRIMERA PARTE (10.05 A 10.25)

En forma individual, y en papel, van a analizar el siguiente corpus de oraciones:

CORPUS DE ORACIONES PARA PRACTICAR

Luego, tienen que subir el trabajo al blog en una entrada que se titule 16/03 TRABAJO A DISTANCIA: PRIMERA CLASE (suban una foto del trabajo).

ACLARACIÓN: podrán encontrar el mismo corpus de oraciones en otra entrada al blog, ya que lo había subido para la clase presencial, que se canceló. Por eso, el corpus de oraciones es el mismo que encontrarán en esta entrada ( http://camilaaliberti.cumbresblogs.com/2020/03/11/contenidos-generales-de-sintaxis-revisamos-en-grupo/), pero la metodología para el trabajo será otra.

SEGUNDA PARTE (10.25 A 10.45)

La segunda parte del trabajo será grupal. La idea es que trabajen con los grupos de la última clase. Si alguien faltó y no tiene grupo, puede elegir a un compañero y sumarse a su grupo.

Tienen que crear un grupo (de whatsapp o de handing) con todos los integrantes del equipo.

Cada uno va a compartir su foto, con sus oraciones. Entre todos van a corroborar que todas las oraciones estén iguales. Cada integrante del equipo revisará una oración (es decir, uno de ustedes revisará todas las 1, otro todas las 2, otro se ocupará de las 3…).

Si todas las oraciones están iguales, eligen un trabajo (será lo mismo cualquiera, porque serán todos iguales) y me enviarán la foto en la conversación de Handing.

Si tienen diferencias menores (algún olvido, algún error por distracción) quien lo detecte le avisará a quien lo cometió para que pueda corregirlo.

Si tienen diferencias mayores (marcaron lo mismo como OD/CIRC o MD/MI, o algunos consideraron un sintagma como parte del sujeto y otros como parte del predicado) entonces me enviarán todas las opciones que tengan (también, compartiendo las fotos por el grupo de Handing).

Les pido que solo un integrante del grupo me escriba por Handing para enviarme las fotos, y que me indique los nombres de todo el equipo.

La clase que viene comentaremos sobre las correcciones.

ORACIONES ANALIZADAS

CONTENIDOS GENERALES DE SINTAXIS: REVISAMOS EN GRUPO

Como pasa con cualquier disciplina de carácter acumulativo, estudiar sintaxis implica ir acomodando un conocimiento sobre el otro. Necesitamos conocer bien los contenidos básicos de sintaxis, para poder aprender nuevos (más complejos). Para entender la estructura de nuestra lengua, necesitamos ir de lo más simple a lo más complejo, sin dejar nada por el camino.

Por eso, antes de comenzar con nuevos contenidos, vamos a volver sobre los pilares.

A continuación podrán encontrar un apunte de la clase en la que revisamos los contenidos básicos:

CONTENIDOS GENERALES DE SINTAXIS

Si bien lo estudiamos a modo de clase magistral, lo hicimos muy rápidamente. Por eso, para apropiarnos bien de la base de la sintaxis, vamos a llevar adelante una dinámica de grupos.

Cada una de las mesas del curso se especializará en un aspecto:

  • El sujeto (SES, SEC, ST)
  • Modificadores del sujeto (MD, MI, APO)
  • El predicado (PVS, PVC)
  • Modificadores del predicado (Cto CIRC, CIRC)
  • Modificadores del predicado (OD, OI)

El grupo recibirá un corpus con oraciones, y tendrá que abocarse a revisar el tema correspondiente.

CORPUS DE ORACIONES PARA REVISAR EN GRUPO DE EXPERTOS

Luego, nos organizaremos en nuevos grupos. Estos grupos tendrán un experto de cada tema. Juntos, analizarán nuevamente el corpus de oraciones y recibirán un nuevo corpus para trabajar.

CORPUS DE ORACIONES PARA PRACTICAR

La última parte de esta actividad será un examen individual. El grupo que obtenga el mejor promedio ganará un punto extra para cada uno de sus integrantes.

LITERATURA Y MI IDENTIDAD

Nuestro programa del año es LITERATURA E IDENTIDAD.

Pero, antes de empezar a trabajar con los textos de otros autores, la idea es que podamos tomarnos un momento para reflexionar sobre nosotros mismos y que podamos establecer una relación entre nuestra identidad y el arte (y la literatura). Para eso, vamos a realizar una PALETA DE INTELIGENCIAS MÚLTIPLES.

Paleta Inteligencias Múltiples 

RUBRICA PARA LA CORRECCIÓN – LITERATURA Y MI IDENTIDAD

 

¡Bienvenido 2020!

Bienvenido 2do año del Colegio Las Cumbres a un nuevo curso de Lengua y Literatura

Después de todo un verano de descanso, ponerse en marcha puede costar un poco… por eso vamos a comenzar el año con una «entrada en calor», como si fuese un entrenamiento deportivo.

Nuestra primera actividad del año será práctica; un ejercicio de escritura sencillo, pero que nos va a servir para entrar en ritmo.

Consigna de trabajo:

  1. Escribir un relato en el que se cuente algún episodio vivido durante las vacaciones. Puede tratarse de un episodio llamativo, digno de mención, o puede tratarse de un episodio cotidiano, de lo más ordinario. Lo importante es que se presente de manera narrativa. ¡Atención! Hay que tener en cuenta que no se está pidiendo que se relate lo que se hizo en las vacaciones. La idea no es presentar una crónica de viajes, ni un recuento de paseos. Tienen que elegir algún episodio concreto, y narrarlo.

 

Vamos a un ejemplo:

Era temprano. Serían las 9 de la mañana, no más tarde que eso. La niña tenía hambre, y por eso tuve que abandonar el cómodo sillón en el que me había acomodado a mirar el noticiero. Una noticia sobre el clima quedó por la mitad, y yo ya no pude saber si aquel día llovería hacia el final de la tarde.

Me levanté despacio, porque estaba de vacaciones y podía perder el tiempo. Pero los bramidos de la pequeña aceleraron mi ritmo y, de pronto, ya estaba en la cocina. Abrí la heladera y tomé el agua (Glaciar, baja en sodio). Luego vertí exactamente 120 mililitros en la pequeña mamadera de plástico. La llevé al microondas y programé el equipo para que la calentara durante tan solo treinta segundos.

Treinta segundos son muy poco tiempo, y sin embargo el tiempo muerto entre tarea y tarea me invitó a la reflexión. Pensé en que era muy conveniente vivir en este milenio, y disponer de electrodomésticos como el microondas, que facilitan la vida. Mi madre me calentaba la leche al fuego, y seguramente debía dedicar muchos más minutos de su día a la simple tarea de darme de comer… ¿o acaso mi madre tenía microondas, y era mi abuela la desdichada que no podía disfrutar de esta ayuda doméstica?

El bip bip biiiiiip del microondas me sacó del ensimismamiento en el que había caído rápidamente y supe que era hora de completar mi tarea. Extraje la mamadera con agua y la posicioné junto a la lata de leche maternizada. Abrí el plateado producto y, en su tapa azul, encontré la cucharita que servía, además, como medida. Está siempre en la tapa; quienes elaboran el producto lo pensaron así, para que no se pierda. Una cucharada, dos cucharadas, tres y cuatro. Una por cada 30 mililitros de agua. Luego tapé la mamadera con su correspondiente tapa rosca y, con una mano, la batí.

Las partículas de la leche en polvo se fueron mezclando con el agua, una por una. Una por una, es verdad, pero tan rápidamente que en pocos instantes la leche estaba lista.

Pronto regrese al living, donde mi niña me esperaba ansiosa. En la tele había reaparecido el hombre que, en el noticiero de la mañana, informa sobre el tiempo. Esa tarde no llovería.

 

Para la segunda parte del trabajo, vamos a introducir una problemática con la que vamos a trabajar durante todo el trimestre.

¿Cómo interviene lo sobrenatural en la literatura?

A partir de esta pregunta, trabajaremos con la segunda consigna.

Consigna:

  1. Pensar un evento sobrenatural que pueda intervenir en el relato.

¿Cómo? De la manera que se les ocurra ¿Qué elemento? Sean creativos.

Es posible que tengan la mente en blanco, es posible que después de las vacaciones sientan que no se acuerdan cómo hacían para resolver las consignas de clase tan rápidamente. Es posible que añoren la tranquilidad de enero…

En ese caso, les propongo una solución. Cambien su relato con el de un compañero, lean el relato amigo, y luego discutan entre los dos qué evento sobrenatural podría intervenir en cada caso. Luego del intercambio de ideas, vuelvan cada uno a su trabajo y escriban… esta parte es individual.

 

Acá va mi ejemplo:

PROBLEMAS DE VERANO

Era temprano. Serían las 9 de la mañana, no más tarde que eso. La niña tenía hambre, y por eso tuve que abandonar el cómodo sillón en el que me había acomodado a mirar el noticiero. Una noticia sobre el clima quedó por la mitad, y yo ya no pude saber si aquel día llovería hacia el final de la tarde.
Me levanté despacio, porque estaba de vacaciones y podía perder el tiempo. Pero los bramidos de la pequeña aceleraron mi ritmo y, de pronto, ya estaba en la cocina. Abrí la heladera y tomé el agua (Glaciar, baja en sodio). Luego vertí exactamente 120 mililitros en la pequeña mamadera de plástico. La llevé al microondas y programé el equipo para que la calentara durante tan solo treinta segundos.
Treinta segundos son muy poco tiempo, y sin embargo el tiempo muerto entre tarea y tarea me invitó a la reflexión. Pensé en que era muy conveniente vivir en este milenio, y disponer de electrodomésticos como el microondas, que facilitan la vida. Mi madre me calentaba la leche al fuego, y seguramente debía dedicar muchos más minutos de su día a la simple tarea de darme de comer… ¿o acaso mi madre tenía microondas, y era mi abuela la desdichada que no podía disfrutar de esta ayuda doméstica?
El aire estaba extraño. Caí en un profundo ensimismamiento, y pronto sentí que ya no podría salir de él. Me sentí más pesada. Sentía como si mi cuerpo se transformara en plomo. Sentía que mi mente era liviana y se elevaba, mientras que mi cuerpo se hundía en la pesadez de una mañana diferente. Treinta segundos son muy poco tiempo, pero esa mañana duraron una eternidad.
De pronto, el bip bip biiiiiip del microondas me despertó rápidamente y supe que era hora de completar mi tarea. Extraje la mamadera con agua y la posicioné junto a la lata de leche maternizada. Abrí el plateado producto y, en su tapa azul, encontré la cucharita que servía, además, como medida. Está siempre en la tapa; quienes elaboran el producto lo pensaron así, para que no se pierda. Una cucharada, dos cucharadas, tres y cuatro. Una por cada 30 mililitros de agua. Luego tapé la mamadera con su correspondiente tapa rosca y, con una mano, comencé a batir.
Usualmente, cuando uno bate polvo dentro de un medio líquido, este se mezcla fácilmente. Cada partícula de leche debía mezclarse con el agua. El agua debía volverse más espesa y adquirir un color claro. En breves instantes, el producto debía estar terminado. Pero ese día había algo en el ambiente, algo extraño… la leche en polvo seguía perfectamente separada del agua, como una isla en medio del océano.
Al comienzo batí la mamadera como siempre, sin prestar atención. Pero al no obtener el resultado deseado, comencé a desesperarme. Tomé el objeto plástico que tanto conocía con ambas manos y lo sacudí frenéticamente. Mientras estaba en movimiento, podía ver cómo el polvo se esparcía dentro del agua, pero sin llegar a mezclarse. Y al dejar la mamadera en reposo podía verla nuevamente: la isla de leche.
Desde la otra habitación me llegaba el llanto estridente de mi pequeña, que esperaba su comida ansiosa. Sus gritos no colaboraron con mis nervios y en la desesperación probé algo diferente. Abrí la tapa de la mamadera y comencé a revolver el contenido con una cuchara. El montículo de leche se deshizo en partículas danzantes que ocuparon todo el espacio. Me apuré a poner la tapa y cerrar la mamadera. Pero al quedar el líquido en reposo, me di cuenta de que no había triunfado.
Pronto regrese al living, donde mi niña me esperaba hambrienta. Todavía tenía la inútil mamadera sujeta entre mis dos manos, y todavía la agitaba sin darme por vencida. En la tele había reaparecido el hombre que, en el noticiero de la mañana, informa sobre el tiempo. Esa tarde no llovería, pero yo ya no pude saberlo porque ya no pude escuchar el informe. Todos mis sentidos estabas concentrados en un único objetivo. En un acto de exasperación, sacudí la mamadera mientras saltaba y agitaba mis brazos; todo a la vez.
De pronto, como si desde dentro se ejerciera una presión incontenible, la mamadera se escapó de mis manos, se elevó en el aire y explotó en pedacitos. Mi living se vio transformado en una isla de leche. 

¡Bienvenido 2020!

Bienvenido 4to año de 2020 a un nuevo curso de Literatura.

En esta entrada voy a compartir la actividad con la que vamos a dar comienzo al trabajo del año. Trabajaremos a partir de un poema de Alejranda Pizarnik:

Primera Parte: entre todos

¿Cuál es la imagen que el texto nos presenta respecto del lenguaje?

Segunda Parte: trabajo cooperativo

La idea es que podamos jugar con el poema, que tratemos de abrir distintos análisis sin cerrar ninguno. Por eso, vamos a realizar dos actividades de trabajo cooperativo, con el objetivo de que las diferentes lecturas de cada alumnos nos ayuden a tejer múltiples significados.

El juego de las palabras. Leer las siguientes palabras clave: poder, arma, lenguaje, muerte, silencio, metáfora, lucha, miedo, objetivo. Luego, con estas palabras, construir frases relacionadas con las ideas del poema. Todos tienen que prestar atención, todos tendrán que anotarlas, porque solo a un alumno se le asignará el rol de explicar las frases cuando realicemos la puesta en común.

Brindar preguntas y recibir respuestas. La primera parte es individual y consiste en escribir dos preguntas: una duda sobre el poema, algo que no tengan claro o no terminen de entender, y una pregunta que ustedes puedan explicar a partir de su propio análisis del poema. La segunda parte es grupal y consiste en leer todas las preguntas, escuchar las razones de cada compañero y, entre todos, elegir «la pregunta que se va a formular» más más pertinente y «la pregunta que se va a responder» más interesante. Atención: todos tienen que tener sus preguntas individuales y tienen que saber y poder explicar las elegidas por el grupo, ya que sólo uno será el encargado de realizar la puesta en común.

Tercera parte: individual

Rutina de pensamiento. Palabra, idea, frase.

 

RESULTADO DE LA CLASE

El juego de las palabras:

  • El objetivo de la autora es expresar el poder que tienen las palabras.
  • La autora usa la metáfora de la muerte de los cuervos mostrando así las consecuencias del silencio, y el miedo y efecto oscuro que provocan.
  • Se muestra una cierta lucha entre los contrastes que se representan en el poema, hablar o quedarse callado.
  • La autora usa un cierto lenguaje para crear un tono de advertencia y crear la imagen de las palabras como armas que se pueden usar para bien como para mal.
  • El silencio, guardarse lo que uno siente, es la muerte de todo y genera consecuencias indeseadas.
  • Las palabras son las mejores armas contra el silencio.
  • El poder de las palabras puede causar miedo.
  • Las palabras son como un arma, ya que pueden generar miedo en una persona, dejándola sin nada para decir, llamándola al silencio.
  • La frase «tienen filo, te cortarán la lengua», en relación a las palabras, es una metáfora que hace referencia a cómo el lenguaje puede ser usado como un arma; o sea, las palabras pueden tener graves consecuencias, ya sea lastimar a otro, o a uno mismo. Esto sucede porque lo que decimos puede tener un gran peso y poder sobre nosotros y los demás.
  • El miedo a generar conflicto a través del lenguaje.
  • Se sugiere evitar las metáforas ya que su objetivo es el de mezclar los pensamientos. Aunque incapaces de terminar con la vida de quien los interprete, sí destacan por la habilidad de causar la muerte a las ideas abstractas que quedan escondidas entre líneas.

Brindar preguntas y recibir respuestas:

  • «La pregunta que se va a formular»: ¿El poema se enfoca sola y explícitamente en lo negativo de las palabras? ¿Acostarse en las arenas negras se refiere a morir por el hecho de tener muchas ganas de hablar pero no poder decir nada?
  • «La pregunta que se va a responder»: ¿Por qué dice que las palabras tienen filo y pueden terminar cortándote la lengua? Es una metáfora sobre las consecuencias que pueden tener las propias palabras. ¿Qué representan las arenas? La arena suele representar al tiempo. En este caso, al acostarse en la arena se deja pasar el tiempo sin la posibilidad de expresarse.

EJEMPLOS DE RUTINAS

 

Cuentos de Jorge Luis Borges

La intrusa

Jorge Luis Borges

Dicen (lo cual es improbable) que la historia fue referida por Eduardo, el menor de los Nelson, en el velorio de Cristián, el mayor, que falleció de muerte natural, hacia mil ochocientos noventa y tantos, en el partido de Morón. Lo cierto es que alguien la oyó de alguien, en el decurso de esa larga noche perdida, entre mate y mate, y la repitió a Santiago Dabove, por quien la supe. Años después, volvieron a contármela en Turdera, donde había acontecido. La segunda versión, algo más prolija, confirmaba en suma la de Santiago, con las pequeñas variaciones y divergencias que son del caso. La escribo ahora porque en ella se cifra, si no me engaño, un breve y trágico cristal de la índole de los orilleros antiguos. Lo haré con probidad, pero ya preveo que cederé a la tentación literaria de acentuar o agregar algún pormenor.

En Turdera los llamaban los Nilsen. El párroco me dijo que su predecesor recordaba, no sin sorpresa, haber visto en la casa de esa gente una gastada Biblia de tapas negras, con caracteres góticos; en las últimas páginas entrevió nombres y fechas manuscritas. Era el único libro que había en la casa. La azarosa crónica de los Nilsen, perdida como todo se perderá. El caserón, que ya no existe, era de ladrillo sin revocar; desde el zaguán se divisaban un patio de baldosa colorada y otro de tierra. Pocos, por lo demás, entraron ahí; los Nilsen defendían su soledad. En las habitaciones desmanteladas dormían en catres; sus lujos eran el caballo, el apero, la daga de hojas corta, el atuendo rumboso de los sábados y el alcohol pendenciero. Sé que eran altos, de melena rojiza. Dinamarca o Irlanda, de las que nunca oirían hablar, andaban por la sangre de esos dos criollos. El barrio los temía a los Colorados; no es imposible que debieran alguna muerte. Hombro a hombro pelearon una vez a la policía. Se dice que el menor tuvo un altercado con Juan Iberra, en el que no llevó la peor parte, lo cual, según los entendidos, es mucho. Fueron troperos, cuarteadores, cuatreros y alguna vez tahúres. Tenían fama de avaros, salvo cuando la bebida y el juego los volvían generosos. De sus deudos nada se sabe y ni de dónde vinieron. Eran dueños de una carreta y una yunta de bueyes.

Físicamente diferían del compadraje que dio su apodo forajido a la Costa Brava. Esto, y lo que ignoramos, ayuda a comprender lo unidos que fueron. Malquistarse con uno era contar con dos enemigos.

Los Nilsen eran calaveras, pero sus episodios amorosos habían sido hasta entonces de zaguán o de casa mala. No faltaron, pues, comentarios cuando Cristián llevó a vivir con él a Juliana Burgos. Es verdad que ganaba así una sirvienta, pero no es menos cierto que la colmó de horrendas baratijas y que la lucía en las fiestas. En las pobres fiestas de conventillo, donde la quebrada y el corte estaban prohibidos y donde se bailaba, todavía, con mucha luz. Juliana era de tez morena y de ojos rasgados; bastaba que alguien la mirara, para que se sonriera. En un barrio modesto, donde el trabajo y el descuido gastan a las mujeres, no era mal parecida.

Eduardo los acompañaba al principio. Después emprendió un viaje a Arrecifes por no sé qué negocio; a su vuelta llevó a la casa una muchacha, que había levantado por el camino, y a los pocos días la echó. Se hizo más hosco; se emborrachaba solo en el almacén y no se daba con nadie. Estaba enamorado de la mujer de Cristián. El barrio, que tal vez lo supo antes que él, previó con alevosa alegría la rivalidad latente de los hermanos.

Una noche, al volver tarde de la esquina, Eduardo vio el oscuro de Cristián atado al palenque. En el patio, el mayor estaba esperándolo con sus mejores pilchas. La mujer iba y venía con el mate en la mano. Cristián le dijo a Eduardo:

-Yo me voy a una farra en lo de Farías. Ahí la tenés a la Juliana; si la querés, usala.

El tono era entre mandón y cordial. Eduardo se quedó un tiempo mirándolo; no sabía qué hacer. Cristián se levantó, se despidió de Eduardo, no de Juliana, que era una cosa, montó a caballo y se fue al trote, sin apuro.

Desde aquella noche la compartieron. Nadie sabrá los pormenores de esa sórdida unión, que ultrajaba las decencias del arrabal. El arreglo anduvo bien por unas semanas, pero no podía durar. Entre ellos, los hermanos no pronunciaban el nombre de Juliana, ni siquiera para llamarla, pero buscaban, y encontraban razones para no estar de acuerdo. Discutían la venta de unos cueros, pero lo que discutían era otra cosa. Cristián solía alzar la voz y Eduardo callaba. Sin saberlo, estaban celándose. En el duro suburbio, un hombre no decía, ni se decía, que una mujer pudiera importarle, más allá del deseo y la posesión, pero los dos estaban enamorados. Esto, de algún modo, los humillaba.

Una tarde, en la plaza de Lomas, Eduardo se cruzó con Juan Iberra, que lo felicitó por ese primor que se había agenciado. Fue entonces, creo, que Eduardo lo injurió. Nadie, delante de él, iba a hacer burla de Cristián.

La mujer atendía a los dos con sumisión bestial; pero no podía ocultar alguna preferencia por el menor, que no había rechazado la participación, pero que no la había dispuesto.

Un día, le mandaron a la Juliana que sacara dos sillas al primer patio y que no apareciera por ahí, porque tenían que hablar. Ella esperaba un diálogo largo y se acostó a dormir la siesta, pero al rato la recordaron. Le hicieron llenar una bolsa con todo lo que tenía, sin olvidar el rosario de vidrio y la crucecita que le había dejado su madre. Sin explicarle nada la subieron a la carreta y emprendieron un silencioso y tedioso viaje. Había llovido; los caminos estaban muy pesados y serían las once de la noche cuando llegaron a Morón. Ahí la vendieron a la patrona del prostíbulo. El trato ya estaba hecho; Cristián cobró la suma y la dividió después con el otro.

En Turdera, los Nilsen, perdidos hasta entonces en la mañana (que también era una rutina) de aquel monstruoso amor, quisieron reanudar su antigua vida de hombres entre hombres. Volvieron a las trucadas, al reñidero, a las juergas casuales. Acaso, alguna vez, se creyeron salvados, pero solían incurrir, cada cual por su lado, en injustificadas o harto justificadas ausencias. Poco antes de fin de año el menor dijo que tenía que hacer en la Capital. Cristián se fue a Morón; en el palenque de la casa que sabemos reconoció al overo de Eduardo. Entró; adentro estaba el otro, esperando turno. Parece que Cristián le dijo:

-De seguir así, los vamos a cansar a los pingos. Más vale que la tengamos a mano.

Habló con la patrona, sacó unas monedas del tirador y se la llevaron. La Juliana iba con Cristián; Eduardo espoleó al overo para no verlos.

Volvieron a lo que ya se ha dicho. La infame solución había fracasado; los dos habían cedido a la tentación de hacer trampa. Caín andaba por ahí, pero el cariño entre los Nilsen era muy grande -¡quién sabe qué rigores y qué peligros habían compartido!- y prefirieron desahogar su exasperación con ajenos. Con un desconocido, con los perros, con la Juliana, que habían traído la discordia.

El mes de marzo estaba por concluir y el calor no cejaba. Un domingo (los domingos la gente suele recogerse temprano) Eduardo, que volvía del almacén, vio que Cristián uncía los bueyes. Cristián le dijo:

-Vení, tenemos que dejar unos cueros en lo del Pardo; ya los cargué; aprovechemos la fresca.

El comercio del Pardo quedaba, creo, más al Sur; tomaron por el Camino de las Tropas; después, por un desvío. El campo iba agrandándose con la noche.

Orillaron un pajonal; Cristián tiró el cigarro que había encendido y dijo sin apuro:

-A trabajar, hermano. Después nos ayudarán los caranchos. Hoy la maté. Que se quede aquí con su pilchas, ya no hará más perjuicios.

Se abrazaron, casi llorando. Ahora los ataba otro círculo: la mujer tristemente sacrificada y la obligación de olvidarla.

 

PARA RESPONDER:

  1. ¿Quién es el protagonista de esta historia?
  2. ¿Cuál es la importancia que tiene “la intrusa”, personaje que da nombre al cuento? ¿cuál es el rol que lleva adelante en la historia?
  3. A partir de la siguiente cita, explicar cómo se define a la mujer en el texto: Cristián se levantó, se despidió de Eduardo, no de Juliana, que era una cosa, montó a caballo y se fue al trote, sin apuro. Justificar la respuesta con otros episodios del relato.
  4. La vida de estos hermanos es definida como una “vida de hombres entre hombres”. Explicar cuál es el lugar que le queda a la mujer en este contexto. Tener en cuenta la siguiente cita: En el duro suburbio, un hombre no decía, ni se decía, que una mujer pudiera importarle, más allá del deseo y la posesión, pero los dos estaban enamorados. Esto, de algún modo, los humillaba.

 

Temas para el primer trimestral de Literatura de 4to año – 2019

Chicos: a continuación van a encontrar una lista con los temas que entran para el trimestral.

PRIMER TRIMESTRE: PENSAR LA LITERATURA ARGENTINA

  • Definición del objeto de estudio: ¿cómo podemos definir «LITERATURA ARGENTINA»?

PRIMER TRIMESTRE: PENSAR LA LITERATURA ARGENTINA

  • Julio Cortázar como escritor argentino. Lectura y análisis del cuento «Casa Tomada». Lectura de sus postulados sobre su condición de escritor argentino y latinoamericano en la clase «Los caminos de un escritor».

UN TEXTO DE LITERATURA ARGENTINA

Los caminos de un escritor

  • La Cautiva como texto fundacional de la literatura argentina. Nociones importantes a tener en cuenta: el autor, la época, el género. Imágenes del desierto.

La Cautiva: un poco de información

APARTADOS TEÓRICOS PARA TRABAJAR CON LA CAUTIVA

  • Intertextualidades en la obre de Jorge Luis Borges. Lectura y análisis de los cuentos «El cautivo» e «Historia del guerrero y la cautiva».
  • El ensayo argumentativo: cómo escribir un ensayo.

SOBRE LOS ENSAYOS

IMPORTANTE: REVISAR LOS APUNTES DE CLASE Y LAS CONSIGNAS PARA ANÁLISIS DE LOS TEXTOS QUE PODRÁN ENCONTRARSE EN LA CARPETA.

TEMAS PARA EL PRIMER TRIMESTRAL DE LENGUA Y LITERATURA DE 2DO AÑO

A continuación encontrarán un listado de los temas que serán evaluados en el examen trimestral de Lengua y Literatura:

  • Intervenciones de lo sobrenatural en la literatura: introducción. Lecturas: «No se culpe a nadie», Julio Cortázar
  • La literatura fantástica. Definición. Características del género y elementos propios. Nociones de Todorov. Lecturas: «La sirena», «Hola y adiós», en: Las doradas manzanas del sol, Ray Bradbury.
  • El cuento maravilloso. Definición. Características del género y elementos propios. Historia del género (del cuento popular al cuento infantil). Lecturas: «La bruja de abril», «El niño invisible», en: Las doradas manzanas del sol, Ray Bradbury.
  • La ciencia ficción. Definición. Características del género y elementos propios. Visiones del futuro: utopía, distopía, ucronía. Lecturas: «El ruido del trueno», «el peatón», en: Las doradas manzanas del sol, Ray Bradbury.
  • Comprensión lectora. Otros cuentos de Ray Bradbury como «La fruta en el fondo del tazón».
  • Sintaxis: el sujeto y sus modificadores. El predicado y sus modificadores. El predicativo subjetivo obligatorio y el predicativo subjetivo no obligatorio. La oración simple y la oración compuesta.
  • Clases de palabras: las preposiciones.

 

Un tema que pensamos que sabemos…

¿Qué distingue a un MD de un MI? ¿o a un circunstancial de un complemento circunstancial? En términos de función sintáctica podemos hablar de nexos subordinantes, pero ¿cómo reconozco un nexo subordinante?

Dentro de las clases de palabras encontramos un grupo muy particular… un grupo cerrado que pensamos que conocemos, pero que solemos no recordar del todo bien…

¡LAS PREPOSICIONES!

Estas funcionan como nexos subordinantes en la oración.

Resultado de imagen para preposiciones

 

 

 

Intervenciones de lo sobrenatural: la ciencia ficción

LA CIENCIA FICCIÓN

BUSCANDO UNA DEFINICIÓN

La ciencia ficción es un género basado en la idea del continuo desarrollo de la ciencia y las tecnologías. En los relatos de este género, los mundos que se crean son mundos posibles gracias a las conquistas de la ciencia y a la evolución tecnológica que los descubrimientos científicos traen aparejadas. La ciencia ficción se puede pensar, así, como un intento de describir y explorar el impacto que los avances científicos y tecnológicos pueden tener en la humanidad.

A este primer acercamiento a una definición de la ciencia ficción, podemos agregarle la cualidad de ser una literatura de anticipación: el escritor de ciencia ficción se anticipa a la ciencia porque se propone “inventar” un futuro probable.

La ciencia ficción reúne dos elementos que lo constituyen y que parecen contrapuestos: el mundo de lo racional, de las investigaciones científicas, por un lado, y el mundo de la fantasía, por el otro. Pero resulta importante tener en cuenta que no todos los fundamentos científicos que aparecen en estas historias son reales: tienen la “apariencia” de ser verdades, son verosímiles. En los relatos de ciencia ficción, la fantasía está limitada por las reglas del pensamiento científico. Por eso también se define al género como “la literatura de la imaginación disciplinada”.

LA DIFERENCIA CON LO MARAVILLOSO Y LO FANTÁSTICO

Pablo Capanna: “en la ciencia ficción, la imaginación está limitada por un pensamiento racional. Eventos que en el cuento maravilloso se explican por la magia, en la ciencia ficción se explican por los avances de la ciencia y la técnica”.

A diferencia del género fantástico, en la ciencia ficción siempre hay una explicación posible y racional para los acontecimientos narrados. La ciencia ficción exhibe un mundo posible, al que los avances de la ciencia han modificado hasta hacer irreconocible para el hombre actual.

UTOPÍAS Y DISTOPÍAS

La ciencia ficción imagina futuros posibles y, en el complejo mundo narrativo que crea, plasma los cuestionamientos de la humanidad frente a los grandes descubrimientos de la ciencia y tecnología: ¿todo avance científico conlleva algo positivo en sí mismo? ¿Tenemos conciencia de los peligros que pueden generar nuestros inventos?

El desarrollo del género se vio favorecido por cierta actitud optimista y esperanzada hacia el progreso de la ciencia; algunos tenían confianza en que los adelantos científicos remediarían injusticias y errores de la humanidad y que, al fin, el mundo viviría en paz. Sin embargo, otros advirtieron que los descubrimientos e inventos que maravillaban al mundo, en manos equivocadas podrían ser empleados para la destrucción de la humanidad.

Así, la especulación sobre el desarrollo científico ha llevado a distintas visiones del futuro:

UTOPÍA: es la representación de un mundo ideal posible, donde se ubica una sociedad plena de felicidad sustentada en virtudes, como la equidad y la justicia, pero que no existe en la realidad. Este mundo resulta, por la manera en que es retratado, una crítica del mundo presente en la medida en que pone en evidencia lo lejos que está la humanidad de alcanzar su plenitud.

DISTOPÍA: concibe un mundo ideal posible repleto de conflictos, donde sería indeseable vivir. Esta perspectiva pesimista sobre el futuro supone una mirada crítica de los errores y vicios en que están incurriendo los hombres, como por ejemplo el mal uso de los recursos naturales, la fe ciega en cualquier avance científico, los conflictos cada vez más violentos entre diferentes culturas.

UCRONÍA: es la representación de un mundo posible como consecuencia de una alteración arbitraria de determinados sucesos históricos. Este modo de imaginar el futuro se sustenta en la pregunta ¿qué hubiese pasado si…?, y encuentra como resultado relatos de mundos donde, por ejemplo, los dinosaurios nunca se hubieran extinguido.

ELEMENTOS PROPIOS DE LA CIENCIA FICCIÓN

Presentation1

UNA LITERATURA DE ÉPOCA

La ciencia ficción es el producto de una época. Por eso, sus temas y postulados “envejecen” rápidamente. Por ejemplo, la ciencia ficción del siglo XIX que relata viajes espaciales, deja de ser novedosa para un lector de nuestra época.